A

    AUM

    Los AUM´s (Assets Under Management) o Activos Bajo Administración son la cantidad total de recursos provistos por los clientes inversionistas que son gestionados por una institución financiera con la finalidad de otorgar un rendimiento. El tamaño de un fondo de inversión se mide por el cantidad de AUM's que tiene dicho fondo. 

    ASSET ALLOCATION

    Análisis de inversiones y perspectivas de rentabilidad.

B

    BURNOUT

    Empleado agobiado porque tiene demasiado trabajo. 

    Base reguladora

    Es la base sobre la que se calcula la pensión aplicando unos porcentajes que dependen de los años cotizados a una cuantía determinada en función de las bases por las que se hayan cotizado.

    Base de cotización

     Cantidad sobre la que se aplican los tipos de cotización para obtener las cuotas de la Seguridad Social.

C

    CENTROS OFFSHORE (PARAÍSOS FISCALES)

    Ofrecen a individuos empresas un refugio fiscal de tributación baja o cero, secreto bancario y regulación laxa.

    CHEQUE A LA ORDEN

    Cheque expedido a favor de una persona determinada (nominativo) con cláusula “a la orden”, que es transmisible mediante endoso, tal como lo refleja el artículo 120 de la Ley 19/1985, de 16 de julio, Cambiaria y del Cheque, donde se dice que “el cheque extendido a favor de una persona determinada, con o sin cláusula a la orden, es transmisible por medio de endoso”. En este sentido, el mencionado artículo continúa que “el cheque extendido a favor de una persona determinada con la cláusula no a la orden u otra equivalente, no es transmisible más que en la forma y con los efectos de una cesión ordinaria”. Es decir, el cheque nominativo que incluya específicamente la cláusula “no a la orden”, tendrá que ser cobrado personalmente por el tenedor, a menos que lo transmita por medio de una cesión ordinaria de crédito.

     

    CHEQUE

     

     

    I. CONCEPTO

     

    Documento por el que el emisor o librador realiza un mandato de pago a una entidad de crédito (banco, caja de ahorros o cooperativa de crédito), de una cantidad de dinero disponible en la cuenta corriente que mantiene con dicha entidad. La persona a la que se cede este documento (tenedor), puede cobrarlo en la entidad librada o ingresarlo en la cuenta que tenga abierta en otra entidad de crédito. No existe un modelo único de cheque, aunque en la práctica, los emitidos en España se ajustan a un modelo único pactado entre las entidades de crédito. Habitualmente, los cheques se entregan a los clientes impresos en talonarios y con una numeración de tipo correlativo.

     

    II. CARACTERÍSTICAS

     

    El cheque viene regulado por la Ley 19/1985, de 16 de julio, Cambiaria y del Cheque, con entrada en vigor el 1 de enero de 1986, en cuyo artículo 106 se recogen los requisitos específicos que deberá contener; en concreto, los siguientes:

     

    - La denominación de cheque en el título, expresada en el idioma empleado para la redacción de dicho título (por ejemplo, una expresión válida sería: “Páguese por este cheque al portador”).

    - El mandato puro y simple de pagar un importe determinado, que puede expresarse en euros o en moneda extranjera convertible admitida a cotización oficial. Lo habitual es que el importe del cheque se refleje tanto en números como en letra, prevaleciendo, en caso de discrepancia, la cantidad consignada en letra. En el cheque cuyo importe esté escrito varias veces por una suma diferente, ya sea en letra o en números, será válida la cantidad menor.

    - El nombre del que debe pagarlo (librado), que necesariamente habrá de ser un banco, una caja de ahorros o una cooperativa de crédito.

    - El lugar de pago que, si no está especificado, se considerará el lugar designado junto al nombre del librado. En el supuesto de que estén designados varios lugares, el cheque se pagará en el primer lugar mencionado. A falta de las indicaciones anteriores u otra cualquiera, el cheque deberá pagarse en el lugar en el que ha sido emitido, y si en éste el librado no tiene ningún establecimiento, entonces se pagará en el lugar donde tenga su establecimiento principal.

    - La fecha y el lugar de su emisión. En este sentido, a falta de lugar de emisión, se considerará emitido en el lugar que aparezca al lado del librador.

    - La firma del que expide el cheque (librador).

    III. TIPOLOGÍA

     

    1. En función del modo de pago

     

    El cheque puede ser librado para que se pague, según el artículo 111 de la Ley cambiaria:

     

    - A una persona determinada, con o sin cláusula “a la orden”.

    - A una persona determinada con la cláusula “no a la orden”, u otra equivalente.

    - Al portador, el cual puede ser cobrado por la persona que lo tenga en su poder.

    El cheque emitido a favor de una persona determinada, con la mención al portador o equivalente, vale como cheque al portador. De igual modo, el cheque que, en el momento de su presentación al cobro, carece de la indicación del tenedor, vale como cheque al portador.

     

    2. En función del modo de emisión

     

    El cheque puede ser emitido, según el artículo 112 de la Ley cambiaria:

     

    - A favor o a la orden del mismo librador. Es la forma utilizada, por ejemplo, cuando el librador desea retirar efectivo de su propia cuenta.

    - Por cuenta de un tercero. Sería la fórmula prevista para la emisión del cheque por parte de una persona autorizada por el librador, aunque en la práctica rara vez se utilice.

    - Contra el propio librador, siembre que el cheque se emita entre distintos establecimientos del mismo. Este es el caso del cheque bancario que emite una entidad de crédito contra sí misma o contra otra entidad de crédito, de tal modo que, tanto librado como librador son una entidad de crédito.

    IV. TRANSMISIÓN

     

    A pesar de que no es habitual que el cheque se transmita, puesto que estamos ante un documento de pago y no de crédito como, por ejemplo, una letra de cambio, la Ley cambiaria prevé su transmisión si el tenedor así lo desea, distinguiéndose los tres casos siguientes:

     

    - Si el cheque se ha emitido al portador, se transmite mediante su simple entrega.

    - Si el cheque se ha extendido a favor de una persona determinada, con o sin cláusula “a la orden”, se transmite mediante endoso; es decir, mediante una declaración que exprese la voluntad de realizar la transmisión escrita en el propio documento y firmada por la persona que lo transmite. Esta declaración debe ir acompañada de la entrega del propio cheque para que se hable de endoso.

    - Si el cheque se ha extendido a favor de una persona determinada con la cláusula “no a la orden” u otra equivalente, se transmite mediante una cesión ordinaria de crédito, no permitiéndose su endoso.

    V. PAGO

     

    Por lo general, el cheque es pagadero a la vista, es decir, en el momento de su presentación ante el banco librado. En este sentido, y a pesar de que el cheque pudiera presentarse en cualquier momento para su cobro, la Ley cambiaria, en su artículo 135, establece los plazos siguientes para poder conservar el carácter ejecutivo del documento y las acciones cambiarias correspondientes en caso de impago:

     

    - El cheque emitido y pagadero en España deberá ser presentado a su pago en un plazo de quince días.

    - El cheque emitido en el extranjero y pagadero en España deberá presentarse en un plazo de veinte días, si ha sido emitido dentro de Europa, y de sesenta días, si ha sido emitido en el resto del mundo.

    En caso de impago, el tenedor del cheque puede ejercitar “acción de regreso” contra cualquier persona que haya firmado el documento (endosantes, librador, avalistas), cuando presentando el cheque en los plazos hábiles que acabamos de relacionar, éste no sea pagado, y siempre que la falta de pago se acredite por alguno de los medios siguientes:

     

    - Por un protesto notarial.

    - Por una declaración del librado, fechada y escrita en el propio documento, con indicación del día de la presentación.

    - Por una declaración fechada de una Cámara o sistema de Compensación, en la que conste que el cheque ha sido presentado en tiempo hábil y no ha sido pagado.

    La necesidad de presentar el cheque en el plazo regulado y realizar el protesto o la declaración equivalente, sólo es necesaria para que el tenedor mantenga sus derechos contra los otros obligados que no sean el librador, ya que el artículo 146 de la Ley cambiaria, especifica que sus derechos contra éste los conserva aunque no cumpla las formalidades de plazo y protesto.

     

    Según el artículo 149 de la Ley cambiaria, el tenedor del cheque impagado puede reclamar al obligado contra el que ejercita su acción:

     

    - El importe del cheque no pagado.

    - Los intereses devengados desde el día de la presentación del cheque (calculados en base al tipo de interés legal del dinero más dos puntos).

    - Los gastos, incluidos los de protesto y las comunicaciones.

    - Cuando se ejercite la acción contra el librador que hubiese emitido el cheque sin tener provisión de fondos en la correspondiente cuenta del banco, además de la cantidad indicada en el propio documento, el tenedor puede reclamar un diez por ciento del importe no cubierto del cheque y la indemnización de los daños y perjuicios.

    Con respecto al aval, señalar que el pago del cheque, según el artículo 131 de la Ley cambiaria, puede garantizarse mediante aval, ya sea por la totalidad del importe o por una parte del mismo. El avalista, que puede ser cualquier persona excepto la entidad de crédito librada, responderá de igual manera que el avalado. El aval se expresará mediante la palabra “por aval” o equivalente, e irá firmado por el avalista. En este sentido, la simple firma de una persona reflejada en el anverso del cheque servirá como aval, siempre que no se trate de la firma del librador.

     

    CIRCUNSTANCIAL

    Los clientes de una entidad financiera que realizan operaciones de descuento o anticipo con la misma no suelen hacerlo de forma esporádica o puntual.

    Por ello, suele ser frecuente que dichos clientes tengan abierta en su entidad una línea de anticipos o descuentos, es decir, un límite global por una cantidad total en euros, que se irá rebajando a medida que soliciten anticipos o descuentos concretos y que se irá restituyendo en cuanto llegue su vencimiento y el deudor efectúe el abono al Banco o Caja.

    En ocasiones, sin embargo, es posible que un cliente que no cuente con esa línea o límite global solicite un anticipo o descuento de forma esporádica, aislada, motivado y eso es precisamente un anticipo o descuento circunstancial, la gestión que se realiza por parte de una entidad financiera de un anticipo o descuento esporádico y puntual.

D

    DISCIPLINA PRESUPUESTARIA

    Lo que pasa cuando los ingresos y los gastos están equilibrados. Lógicamente, INDISCIPLINA = cuando se gasta más de lo que se ingresa.

E

    Expansión cuantitativa

    El nombre, para empezar, es oficioso, pero resulta la forma más común que usan los analistas para referirse al plan Draghi. Viene del nombre que la Reserva Federal (Fed), que es el banco central de Estados Unidos, dio a sus estímulos masivos, que comenzaron en 2008 y se han terminado. Eran los Quantitative Easing (QE), que se fueron llamando coloquialmente por la abreviatura QE1, QE2 o QE3 en función de la ronda en que se encontraran. La traducción al español —expansión cuantitativa— no lo hace más explicativo, pero viene a indicar que es una expansión monetaria o de liquidez llevada a cabo por el BCE. En resumen, Draghi ha puesto en marcha la máquina de imprimir dinero. Mientras el QE americano estaba vinculado a lograr una tasa de paro baja en EE UU, el europeo se ha ligado a las metas de inflación.

F

    Factor de equidad intergeneracional (FEI):

     Parte de la premisa de que a igual importe cotizado, se debe percibir la misma pensión, por lo que si aumenta la esperanza de vida, la cuantía a percibir de pensión se verá reducida, ya que se cobrará durante más tiempo.

    Factor de sostenibilidad:

     Se trata de un mecanismo de ajuste de determinados parámetros de las pensiones, como la edad de retiro o el importe de la pensión para ligarlos a la esperanza de vida vigente en cada momento. Incluye los factores de equidad intergeneracional (FEI) y de revalorización anual (FRA).

G

    H

      I

        J

          K

            L

              LOAN TO VALUE (LTV)

              Valor de un préstamo hipotecario con respecto al valor de tasación, una forma de calibrar el nivel de riesgo que asume una entidad con un cliente hipotecario.

              En la concesión de las hipotecas subprime, los Bancos daban un loan to value de más del 100 %. 

            M

              N

                O

                  P

                    PER

                     

                    Mateu Gordon, José Luis

                     

                    La ratio Precio-Beneficio (PER) expresa lo que paga el mercado por cada unidad monetaria de beneficio. Es representativa de la valoración que realiza la bolsa de la capacidad de generar beneficios de la empresa y se trata de una ratio muy utilizada y de fácil cálculo:

                     

                    PER = Valor de Mercado de la empresa (número de acciones x precio de la acción) / Beneficios de la Empresa (B. Netos)

                     

                    PER = Precio de mercado de la Acción / Beneficio por Acción (BPA).

                     

                    En general, un valor de PER alto indica que el mercado estima que la empresa tiene elevadas expectativas de crecimiento, puesto que el precio de las acciones refleja las expectativas positivas sobre una empresa con precios al alza de las acciones, mientras que los beneficios aún no reflejan esas expectativas hasta meses después con incremento de los resultados. A medida que los beneficios recojan esas expectativas la relación que establece el PER irá disminuyendo, si el precio de las acciones permanece estable; o seguirá subiendo o bajando en función de las expectativas positivas o negativas, respectivamente, sobre la empresa.

                     

                    Un valor de PER bajo indica que la empresa tiene un crecimiento lento o bajo puesto que si las acciones no ascienden es como consecuencia de que la empresa tiene pocas expectativas de crecimiento de beneficios en el futuro.

                     

                    Pero un PER alto no significa que las acciones estén caras y, por tanto, que haya que vender las acciones de esa empresa, puesto que si las expectativas de crecimiento de la empresa son aún superiores esto implicará un PER superior; en caso contrario, sí habrá que venderlas.

                     

                    Del mismo modo, un PER bajo no significa que las acciones estén baratas y, por tanto, que haya que comprar acciones de la empresa, puesto que, posiblemente, la empresa deba tener un PER menor ante una expectativa negativa. En caso contrario, cuando existan efectivamente expectativas de crecimiento de los beneficios de la empresa pero no se estén recogiendo en la cotización sí habrá que comprar tales acciones. Todo ello dependerá de la situación de la empresa, de sus expectativas, y de la comparación con otras empresas del sector, país, etc.

                     

                    Las ventajas principales de esta ratio son que permite la comparación entre empresas del mismo sector que cotizan en bolsa, entre las empresas y el mercado en el ámbito nacional e internacional (teniendo en cuenta las diversas políticas contables internacionales) y permite su cálculo aunque las empresas no paguen dividendos.

                     

                    Sus inconvenientes principales se deben a que relaciona dos magnitudes calculadas en momentos distintos, el Beneficio Por Acción, el cual es obtenido a partir de los estados financieros de la empresa y, por tanto, hace referencia al pasado; y el precio de las acciones en el mercado, el cual hace referencia a las expectativas que tienen los inversores para el futuro de la empresa. El modo de solucionar este inconveniente es utilizar un Beneficio por Acción estimado. Así mismo, se trata de un indicador que no se puede utilizar en empresas que no obtienen beneficios.

                     

                    Una ratio que pretende ser una mejora de la ratio PER es el Precio Cash Flow en el que el cash-flow o flujo de caja intenta cuantificar el dinero realmente generado por la empresa, frente a la diferencia contable entre ingresos y gastos del período, es decir, los benéficos contables.

                     

                    José Luis Mateu Gordon

                    Periodo de cómputo

                     Período de cotizaciones que se toma para el cálculo de la pensión de jubilación. En 2014 son los últimos 17 años cotizados, e irá aumentando paulatinamente hasta llegar a los últimos 25 años en 2027.

                    PER

                    La ratio Precio-Beneficio (PER) expresa lo que paga el mercado por cada unidad monetaria de beneficio. Es representativa de la valoración que realiza la bolsa de la capacidad de generar beneficios de la empresa y se trata de una ratio muy utilizada y de fácil cálculo:

                    PER = Valor de Mercado de la empresa (número de acciones x precio de la acción) / Beneficios de la Empresa (B. Netos)

                    PER = Precio de mercado de la Acción / Beneficio por Acción (BPA).

                    En general, un valor de PER alto indica que el mercado estima que la empresa tiene elevadas expectativas de crecimiento, puesto que el precio de las acciones refleja las expectativas positivas sobre una empresa con precios al alza de las acciones, mientras que los beneficios aún no reflejan esas expectativas hasta meses después con incremento de los resultados. A medida que los beneficios recojan esas expectativas la relación que establece el PER irá disminuyendo, si el precio de las acciones permanece estable; o seguirá subiendo o bajando en función de las expectativas positivas o negativas, respectivamente, sobre la empresa.

                    Un valor de PER bajo indica que la empresa tiene un crecimiento lento o bajo puesto que si las acciones no ascienden es como consecuencia de que la empresa tiene pocas expectativas de crecimiento de beneficios en el futuro.

                    Pero un PER alto no significa que las acciones estén caras y, por tanto, que haya que vender las acciones de esa empresa, puesto que si las expectativas de crecimiento de la empresa son aún superiores esto implicará un PER superior; en caso contrario, sí habrá que venderlas.

                    Del mismo modo, un PER bajo no significa que las acciones estén baratas y, por tanto, que haya que comprar acciones de la empresa, puesto que, posiblemente, la empresa deba tener un PER menor ante una expectativa negativa. En caso contrario, cuando existan efectivamente expectativas de crecimiento de los beneficios de la empresa pero no se estén recogiendo en la cotización sí habrá que comprar tales acciones. Todo ello dependerá de la situación de la empresa, de sus expectativas, y de la comparación con otras empresas del sector, país, etc.

                    Las ventajas principales de esta ratio son que permite la comparación entre empresas del mismo sector que cotizan en bolsa, entre las empresas y el mercado en el ámbito nacional e internacional (teniendo en cuenta las diversas políticas contables internacionales) y permite su cálculo aunque las empresas no paguen dividendos.

                    Sus inconvenientes principales se deben a que relaciona dos magnitudes calculadas en momentos distintos, el Beneficio Por Acción, el cual es obtenido a partir de los estados financieros de la empresa y, por tanto, hace referencia al pasado; y el precio de las acciones en el mercado, el cual hace referencia a las expectativas que tienen los inversores para el futuro de la empresa. El modo de solucionar este inconveniente es utilizar un Beneficio por Acción estimado. Así mismo, se trata de un indicador que no se puede utilizar en empresas que no obtienen beneficios.

                    Una ratio que pretende ser una mejora de la ratio PER es el Precio Cash Flow en el que el cash-flow o flujo de caja intenta cuantificar el dinero realmente generado por la empresa, frente a la diferencia contable entre ingresos y gastos del período, es decir, los benéficos contables.

                     

                     

                  Q

                    QE

                    El nombre, para empezar, es oficioso, pero resulta la forma más común que usan los analistas para referirse al plan Draghi. Viene del nombre que la Reserva Federal (Fed), que es el banco central de Estados Unidos, dio a sus estímulos masivos, que comenzaron en 2008 y se han terminado. Eran los Quantitative Easing (QE), que se fueron llamando coloquialmente por la abreviatura QE1, QE2 o QE3 en función de la ronda en que se encontraran. La traducción al español —expansión cuantitativa— no lo hace más explicativo, pero viene a indicar que es una expansión monetaria o de liquidez llevada a cabo por el BCE. En resumen, Draghi ha puesto en marcha la máquina de imprimir dinero. Mientras el QE americano estaba vinculado a lograr una tasa de paro baja en EE UU, el europeo se ha ligado a las metas de inflación.

                  R

                    S

                      Stock picking

                      Bajo la denominación genérica de stock picking o selección de valores se incluyen todas aquellas estrategias que persiguen obtener rentabilidad adicional mediante la identificación de valores incorrectamente valorados de acuerdo con criterios o parámetros específicos. El análisis “fundamental” es la herramienta más popular a la hora de llevar a la práctica esta estrategia. Al igual que en el caso de otras estrategias ampliamente utilizadas en el mercado (por ejemplo las basadas en “momentum”) dentro del stock picking se han relatado múltiples estrategias que han demostrado ser exitosas para batir al mercado durante periodos de tiempo relevantes y por tanto de naturaleza a priori muy lucrativa. Y de nuevo estas evidencias han generado una gran controversia en el mundo académico dado que contrastan con uno de los principios básicos de la Teoría Financiera: la Eficiencia de los Mercados, según la cual no existen reglas de inversión que permitan obtener rentabilidades superiores a lo que corresponde dado el nivel de riesgo asumido. En este trabajo se repasan las aportaciones académicas y las evidencias disponibles sobre este conjunto de estrategias.

                      STRESS TEST

                      Cálculo de la evolución del Capital de las entidades financieras en función de 5 variables:

                       

                      • Morosidad
                      • Capacidad de generar beneficios
                      •  PIB del país
                      •  Paro del país
                      •  Tipos de interés

                       

                      Para cada entidad financiera, el stress test determina:

                       

                      • La liquidez
                      • La solvencia
                      •  La calidad de los activos
                      SMALL CAP

                      Compañía de pequeña capitalización y poco peso en Bolsa.

                    T

                      Tier II

                      Equivalente a Recursos Propios de Segunda Categoría, Tier II es la expresión con la que se conoce a los componentes de los recursos propios de las entidades financieras que entran en el cálculo del coeficiente de solvencia o ratio BIS (en este caso en el numerador de dicho cociente).

                      En concreto se incluyen: reservas de regularización, actualización o revalorización de activos; fondos de la obra benéfico-social de las cajas de ahorro y fondos de educación y promoción de las cooperativas de crédito materializados en inmuebles; el capital social en acciones sin voto; las financiaciones subordinadas (hasta un 50% de los recursos propios básicos de la entidad) y las que tengan duración indeterminada que puedan ser utilizadas para absorber pérdidas de la entidad junto con otros requisitos.

                    U

                      V

                        W

                          Webinar

                          Un Webinar es un tipo de conferencia, taller o seminario que se transmite por Internet. La característica principal es la interactividad que se produce entre los participantes y el conferenciante. Como en cualquier evento presencial, el conferenciante está hablando en vivo a la audiencia y los asistentes pueden hacer preguntas, comentar y escuchar lo que los demás participantes tienen que decir.

                        X

                          Y

                            Z